Números anteriores

EDITORIAL / agosto-septiembre 2018 / No. 75


El número 75 de Punto en Línea abre con los cuentos “La carpa azul” de Francisco Piccini, que obtuvo mención en el concurso 49 de Punto de partida —proyecto al que pertenece esta revista—, y “La uña” de Verónica S. Souto Olmedo. El primero es un relato dilatado, con personajes trashumantes, que se fija tanto en el habla como en el imaginario provinciano de la Argentina. Por su parte, la prosa cuidada de Souto Olmedo pone en movimiento a un personaje que guarda una obsesión extraña, a partir de la cual la cuentista urde un importante discurso desde el cuerpo.

Enseguida leemos la crónica “Ayer en la madrugada” de Lidia Gatica, que logra —con el feminicidio de Lesvy Berlín en 2017 como detonador— una reflexión sentida y necesaria sobre la situación de las mujeres en el campus de la UNAM y, desde luego, en el país. Este texto, que obtuvo mención en nuestro concurso, se aviene a la consigna feminista “Lo personal es político”, en tanto que la cronista, sobreviviente de abuso sexual, también inserta su testimonio como parte de algo más grande.

Los ensayistas de esta edición son Maximiliano Cid del Prado, quien en “La Rosa Alquímica” discurre sobre la presencia de la rosa como motivo recurrente en la literatura occidental, y Francisco Trejo, que arma en “Diana” —mención en el citado concurso— un texto tan culto como imaginativo acerca de las estatuas.

Juventino Gutiérrez Gómez presenta en “El arcano de un oficio”, serie poética que también obtuvo mención, doce textos hogareños, familiares en el más amplio de los sentidos, que aluden a la memoria y al olvido. Por su parte, Jonathan Alexander España Eraso entra a nuestro número con “Escritura y origen”, una suerte de metapoema fragmentado sobre el acto creador.

En Atalante, nuestra sección de cine, Rodrigo Martínez se ocupa de No soy una bruja de la joven realizadora zambiana Rugano Nyoni, que teje una trama fuertemente ligada al feminismo, al hablar de la segregación de las mujeres por su género. Por otro lado, Francisco Fernández comenta La congregación de los muertos o El enigma de Emerenciano Guzmán, novela del mexicano Humberto Guzmán, y Javier Munguía reseña La polis literaria, libro de ensayos del cubano Rafael Rojas.

Finamente, en nuestra sección Artes Visuales, incluimos la serie gráfica Contemplación de Carlos Romero, que con sus piezas de acuarela sobre papel obtuvo mención en nuestro concurso anual.

Sirvan estas palabras como una invitación para que celebren con nosotros la literatura y las artes visuales. Sean bienvenidos, pues, a nuestro número.

Eduardo Cerdán