Números anteriores

EDITORIAL / No. 69

Esta ocasión es de festejo para Punto en Línea: El Concurso 48 de Punto de partida, que recién dio a conocer sus resultados, tuvo una nutrida participación. Prueba de ello son los numerosos trabajos que obtuvieron mención por parte del jurado y que nosotros publicamos (e iremos publicando paulatinamente) gustosos. Se trata de las crónicas “Félix y Noé, dos libreros en el callejón de la Condesa”, de Asael Gerardo Arroyo Re, y “Crónicas martianas. Guía de La Habana infame”, de Alejandro Pérez Cervantes; así como de los poemas que componen el conjunto titulado “Aviso oportuno”, de Julia Piastro; y, por último, la serie de gráfica que tenemos en portada: “Apochcayateotl”, de Bernardo Ortega. Va para ellos una merecida felicitación.

Y pasando a nuestras secciones habituales, continuamos nuestra entrega, en el género narrativo, con tres colaboraciones de factura destacable: en sus cuatro minificciones (“Elevador”, “El juego circular, las trampas”, “Nos quedábamos allí, en el azul…” y “Parsimonia”) Dulce Aguirre nos ofrece una muestra de limpieza y concisión escritural; por su parte, Grizel Delgado pone frente a nosotros un cuento de tintes borgesianos: “El último poema de Li Tai Bai”; y cerrando la sección tenemos a Karina de la Paz Reyes Díaz con un texto liminal, una mezcla de cuento y relato memorístico, “Munda”.

En torno a la poesía, nos hallamos con dos muestras de sendos poetas mexicanos jóvenes pero ya con cierto camino recorrido en el ámbito nacional: Aldo Vicencio, que nos comparte “La muerte del sueño”, una suerte de melódico a la vez que disgregado canto onírico; por su parte, Samuel Lagunas nos propone una selección de cuatro poemas de Canciones a las estrellas, conjunto que fue galardonado, en 2016, con los IX Juegos Florales Ramón López Velarde.

Por último, Rodrigo Martínez analiza en su sección Atalante, Tu nombre (Makoto Shinkai, 2016), cinta que cuenta la historia de dos personajes, Mitsuha y Taki, cuyas vidas se imbrican de misteriosos modos, obligándolos a estar en permanente búsqueda. Dado el éxito del reciente trabajo del realizador nipón, tanto críticos como espectadores ya hablan de un posible relevo del célebre Hayao Miyazaki. Sin embargo, nuestro experto halla los rastros de otras influencias, quizá menos evidentes pero no por eso menos determinantes, razón por la cual el presente texto adquiere un cariz de reveladora minuciosidad.

Sirvan estas palabras y esta muestra como una invitación a celebrar con nosotros la literatura y las artes visuales. Que disfruten el número.

La redacción