Números anteriores

POESÍA / No. 69
La muerte del sueño




ayer soñé en el silencio

 
soñé con la porosa firmeza
de las calles,
 
en su irremediable sordera
 
desperté en lagunas que 
brotaban de cientos de ventanas
                 y éstas no decían nada
 
vi la marcha 
de un cuerpo
de animales abandonados
 
vi su marca 
en el corredor
de los antiguos palacios
 
y lloré, me lamenté,
por suponer que de sus
ojos ya no saltaban 
ángeles desnudos
 
sino crujían 
las vértebras del silencio
 
hoy
   la Luna sigue siendo
   un Sol deslenguado
 
la Tierra una palabra tullida
    que persiste en extraviar
    la boca que la pronuncia
 
yo tuve que verlo
 
yo tengo que seguir viendo
 
una pluma
de papel
se estira
y se trenza 
mientras
las calles inhalan
mis huellas extraviadas
 
¿por qué despierto sigo soñando?
 
¿por qué mi silencio sigue hablando?
 
un pájaro muerto
a n i d a
en el oído del mundo
 

­Aldo Vicencio (Ciudad de México, 1991). Poeta, ensayista y licenciado en Historia por la UNAM. Ha colaborado en diversas revistas mexicanas, como Círculo de Poesía, Opción, La Rabia del Axolotl, El Septentrión y en publicaciones hispanoamericanas, como Digo.Palabra.txt de Venezuela, Enfermaria 6 de Portugal y La Galla Ciencia de España, entre otras. Ha sido incluido en la antología Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana, del sello editorial español Lord Byron, y está próximo a publicar su primer libro: Piel Quemada: Vicisitudes de lo Sensible, con Abismos Casa Editorial.